Un plato tradicional lleno de sabor y color

El pisto manchego es uno de los platos más emblemáticos de la cocina española. Originario de la región de La Mancha como su propio nombre índica, este delicioso guiso de verduras es perfecto para aquellos que buscan una comida reconfortante y llena de sabor. Te compartiré la receta tradicional de pisto manchego, así como algunos consejos para mejorarla.

Ingredientes:

  • 1 cebolla grande
  • 2 pimientos rojos
  • 2 pimientos verdes
  • 2 calabacines
  • 4 tomates maduros
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto

Modo de preparación:

1. Comienza por cortar la cebolla en trozos pequeños y los pimientos en tiras. Puedes elegir si prefieres que los pimientos sean más grandes o más pequeños, según tu gusto personal.

2. Luego, pela los calabacines y córtalos en cubos. Recuerda que el tamaño de los trozos también puede variar según tus preferencias.

3. A continuación, pela los tomates y córtalos en trozos medianos. Si deseas, puedes retirar las semillas antes de cortarlos.

4. En una sartén grande, añade un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra y caliéntalo a fuego medio-alto.

5. Agrega la cebolla a la sartén y cocínala hasta que esté transparente y ligeramente dorada.

6. Añade los pimientos y los calabacines a la sartén y cocínalos hasta que estén tiernos pero aún conserven un poco de firmeza.

7. Por último, agrega los tomates a la sartén y cocina todo junto durante unos minutos más, hasta que los tomates se hayan ablandado y se haya formado una mezcla homogénea.

8. Sazona con sal al gusto y cocina por unos minutos adicionales para que los sabores se mezclen.

9. Retira la sartén del fuego y deja reposar el pisto manchego durante unos minutos antes de servir.

Consejo para mejorar la receta:

Si deseas darle un toque extra de sabor al pisto manchego, puedes añadir algunas especias como pimentón, comino o incluso una pizca de azúcar para equilibrar la acidez de los tomates. También puedes experimentar con diferentes tipos de aceite de oliva para obtener sabores más intensos.

Además, el pisto manchego es un plato muy versátil y se puede disfrutar de diferentes maneras. Puedes servirlo como guarnición para carnes o pescados, como relleno para empanadas o incluso como base para una deliciosa tortilla española.

En resumen, el pisto manchego es una receta tradicional que no puede faltar en la cocina.

¿Te ha gustado esta receta? Puedes compartirla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí   
Privacidad